lunes, 14 de agosto de 2017

I am my own type of project

Hoy empieza el intento de uno de mis proyectos de vida: ser vegetariana. Ahora que soy una mujer independiente y salvaje a mi manera, tengo el derecho o más bien la oportunidad (chance) de hacerlo. Cada día voy a intentar hacer una especie de "update" de mi objetivo, si hoy sale bien y cumplo mi día de vegetariana lo escribiré de forma seria. Primeros acontecimientos:

Resultado de imagen para vegetarian food tumblr
  • Desayuno: por lo general a partir de ahora mis desayunos van a ser vegetarianos, nada de carne o pescado. Hoy he desayunado una mezcla de frutas (arándanos, fresas y cerezas) acompañados de una taza de leche de almendra y anticipado por una taza esencial de agua caliente.
  • Lunch: espaguetis al pesto con guisantes.
  • Cena: pisto ratatouille de calabacín (yummmy), judías rojas de bote, nachos con guacamole.

Buen crimen

Es por la mañana de un día entre semana y hace ese frío que recorre las calles de una ciudad que se está desperezando. Ahora mismo nadie quiere nada, da miedo poder provocar un sonido que vaya más allá del ruido de los coches. El metro está lleno, las carreteras también y hay ambulancias y coches de policía en busca de un buen crimen. Esta vez ha sido una mujer, como tantas otras: joven y con una vida por delante como suelen decir. Sus gritos debieron de ser en silencio, porque todo el mundo jura no haber oído nada.
Llevaba los labios pintados de un color que irradia la simpatía, todavía quedan restos de él entre las sábanas de la cama en la que fue violada. Sus ojos permanecían cerrados, parecían descansar en el olvido. Quién encontró el cuerpo dice que el cadáver parecía levitar en la habitación. "Que encuentren quien hace tales brutalidades" dice la gente, siempre juran no saber nada, tienen miedo de que les pueda pasar a ellos o más bien a sus mujeres. Todos vuelven a atacar. Pero "nunca han sido ellos", falta decir todas esas frases que suelta la gente por la boca como si fueran puñales hacía la víctima para poder condenarla hasta la lápida "iría provocando" "debía ser un poco suelta" "a esas horas en la calle..."
Pero se olvidan de que era una mujer como otra cualquiera, que tenía que luchar todos los días por sus derechos y  la que sin querer se le había ido el tiempo en la oficina haciéndole recados a sus jefes superiores. Había perdido el bus y ganado el miedo de la noche. Aún así tenía mucha esperanza, "pasará otro más tarde o sino cojo un taxi, que tampoco son tan caros" y esta vez el conductor decidió cobrar de otra forma la propina, tirando de su dignidad por la borda, acabando con la vida de una joven flor que le había tendido su mano con la confianza de volver pronto a su casa...y poder darles de cenar a sus hijos.
¿Qué se dice de los crímenes como estos? Nada, siempre son presuntos como las víctimas que sufren ¿que hay que hacer para prevenirlos? Tampoco nadie sabe nada, vivimos rodeados de depredadores y tienes que tener cuidado de que no te pillen.


sábado, 13 de mayo de 2017

Mamá joven

El viaje que emprendimos con los ojos cerrados, ese fue mi mayor tesoro.
Decidir por un momento que correr las cortinas y dejar que alguien me viese por dentro no era tan malo.
No todos estamos hechos para que nos miren de cerca, porque puede doler. Puede doler que no seas capaz ni de mirarte al espejo, porque él también opina. Como cualquier otro.
Por eso aquel día fue especial, el día que soplé las velas de un posible cumpleaños en el futuro.
Poco a poco, sin forzar, como si de una llave maestra se tratase, me deje de encerrar en mi propio ser. Y 9 meses después supe que lo hice bien. Hice lo correcto.


Resultado de imagen de teen pregnancy tumblr

martes, 11 de abril de 2017

Ey, que hace poco descubrí a una mujer que no sabría decirte lo que es. Para mí que era medio-bosque, medio-selva, algo tenía que ser. Tenía una mirada salvaje que te dejaba sin ganas de cerrar los ojos, parecían verse en su pupila los atardeceres en el Congo o los bosques frondosos del sudeste asiático. Vestía con una túnica casi trasparente que dejaba al descubierto plenamente su cuerpo, su desnudo era maravilloso. Lucía unos senos color café con forma de naranja y su vello negro azabache destacaba entre sus piernas. La sensualidad era la menor de sus virtudes. Empezó a caminar hacía mí clavándome su insinuante mirada sin dejarme parpadear durante unos minutos. Tardé en darme cuenta de que estaba delante mío mirándome y noté como mi sudor caía sobre mis mejillas. De repente sentí como un calor abrasante me invadía todo el cuerpo y como una sensación escalofriante me acariciaba la piel. Ella seguía delante mío, esta vez decidió sonreírme y guardé para mí mismo aquella sonrisa tan impecable con esos dientes amarillos. Cuando me quise dar cuenta, ella ya no estaba. Había desaparecido.
Nunca más he vuelto a ver a la mujer-bosque.

sábado, 4 de febrero de 2017

Queridos lectores

No hay nada que me cueste más que escribir con una canción de Carlos Sadness de fondo.

Ha llegado un momento de mi vida en el que necesitaba salir de lo típico, salir de mi propio cuerpo y buscar en el de más personas. Mi anterior blog guarda a una persona muy bonita y muy culturizada, con muchas lecturas y autores bonitos en la cabeza. Y a pesar de que los poemas que provengan de mi más adentro no verán la luz por el momento, quería dedicar este blog a la búsqueda de una nueva persona, un nuevo yo.

En estos últimos meses muchas cosas han pasado, yo diría que tantas que apenas tengo sensaciones que poder describir con palabras. He conocido a gente única, peculiar; he vivido momentos de la actualidad que he tenido que parpadear para darme cuenta que estaban sucediendo en la realidad; he subido y me he colado en las terrazas de los hoteles de Madrid para conseguir una foto que merezca la pena de mi ciudad; he descubierto lugares a los que quiero viajar sin haber estado en ellos; he bailado y cantado al son de mi nuevo tocadiscos; he traducido textos en latín...

Por tanto, veo que necesito algo diferente y así es, me resulta arriesgado decir que tengo un blog nuevo, es algo precipitado y sin sentido, como la vida misma.