lunes, 14 de agosto de 2017

Buen crimen

Es por la mañana de un día entre semana y hace ese frío que recorre las calles de una ciudad que se está desperezando. Ahora mismo nadie quiere nada, da miedo poder provocar un sonido que vaya más allá del ruido de los coches. El metro está lleno, las carreteras también y hay ambulancias y coches de policía en busca de un buen crimen. Esta vez ha sido una mujer, como tantas otras: joven y con una vida por delante como suelen decir. Sus gritos debieron de ser en silencio, porque todo el mundo jura no haber oído nada.
Llevaba los labios pintados de un color que irradia la simpatía, todavía quedan restos de él entre las sábanas de la cama en la que fue violada. Sus ojos permanecían cerrados, parecían descansar en el olvido. Quién encontró el cuerpo dice que el cadáver parecía levitar en la habitación. "Que encuentren quien hace tales brutalidades" dice la gente, siempre juran no saber nada, tienen miedo de que les pueda pasar a ellos o más bien a sus mujeres. Todos vuelven a atacar. Pero "nunca han sido ellos", falta decir todas esas frases que suelta la gente por la boca como si fueran puñales hacía la víctima para poder condenarla hasta la lápida "iría provocando" "debía ser un poco suelta" "a esas horas en la calle..."
Pero se olvidan de que era una mujer como otra cualquiera, que tenía que luchar todos los días por sus derechos y  la que sin querer se le había ido el tiempo en la oficina haciéndole recados a sus jefes superiores. Había perdido el bus y ganado el miedo de la noche. Aún así tenía mucha esperanza, "pasará otro más tarde o sino cojo un taxi, que tampoco son tan caros" y esta vez el conductor decidió cobrar de otra forma la propina, tirando de su dignidad por la borda, acabando con la vida de una joven flor que le había tendido su mano con la confianza de volver pronto a su casa...y poder darles de cenar a sus hijos.
¿Qué se dice de los crímenes como estos? Nada, siempre son presuntos como las víctimas que sufren ¿que hay que hacer para prevenirlos? Tampoco nadie sabe nada, vivimos rodeados de depredadores y tienes que tener cuidado de que no te pillen.


1 comentario:

  1. Me ha encantado esta entrada. Tanto el mensaje, como la imagen, como la forma en la que has escrito el texto...
    Este tema me rompe el corazón...^
    Por cierto, ¡me encanta tu nuevo blog!

    ResponderEliminar